Obligaciones y funciones de un Administrador de Fincas

Feb 2, 2024 | Destacadas, Últimas entradas

Un administrador de fincas desempeña un papel fundamental en las comunidades de propietarios. Sus funciones abarcan desde la gestión de patrimonios urbanos y rústicos hasta asegurar el cumplimiento de la normativa vigente en seguridad y funcionamiento. También se encarga del buen régimen de la comunidad, el control de pagos y el mantenimiento de la convivencia vecinal, así como de prestar asesoramiento de las cuestiones relativas a los bienes inmuebles, ya sean propiedades horizontales o verticales. Además, prepara el plan de gastos y propone los medios necesarios para afrontarlos. En este artículo, analizaremos en detalle las diversas tareas y responsabilidades del administrador de fincas.

Administrador de comunidades

El administrador de fincas desempeña diversas tareas relacionadas con la tramitación y conservación de los bienes encomendados. Su labor abarca desde velar por el buen régimen de la comunidad, incluyendo instalaciones y servicios, hasta hacer advertencias y apercibimientos a los titulares en caso necesario. También tiene la responsabilidad de controlar todo el inmueble, mantener la armonía vecinal y supervisar el cumplimiento de las normas de la comunidad.

El administrador de comunidades debe estar colegiado en el Colegio de Administradores de Fincas, que le habilita para desempeñar el cargo y responder por su responsabilidad en caso de omisión o negligencia en su actuación profesional. Una de sus principales obligaciones es la realización de las funciones de gobierno, conservación y asesoramiento de los bienes encomendados por la comunidad de propietarios.

Obligaciones

El administrador de fincas tiene diversas responsabilidades y obligaciones. Entre ellas se encuentra cuidar por el buen régimen de la comunidad, controlar el cumplimiento de las normas y reglamentos, llevar a cabo la gestión de pagos y cobros, y realizar las reparaciones necesarias en el inmueble. También actúa como intermediario en conflictos vecinales y se encarga de la custodia de la documentación de la comunidad de vecinos.

En el caso de las comunidades de propietarios, sus obligaciones vienen determinadas en La Ley  5/2015 del 13 de mayo, del Código Civil de Cataluña, que indica que estas son las obligaciones de un secretario de una finca:

  • El secretario extiende las actas de las reuniones, realiza las notificaciones, expide los certificados y custodia, durante cinco años como mínimo, las convocatorias, las comunicaciones, los poderes, la documentación contable y los demás documentos relevantes de las reuniones y de la comunidad.

Funciones

El administrador de fincas tiene un rol importante en el cumplimiento de la Ley de Propiedad Horizontal y demás legislación vigente. Entre sus labores se encuentra el trámite de patrimonios urbanos y rústicos, así como el velar por la protección, higiene y adecuado funcionamiento de los bienes inmuebles. También debe asegurarse de que se cumplan las normativas en relación a la seguridad y la convivencia vecinal. Fundamentalmente, el Administrador de una Comunidad de Propietarios debe realizar las siguientes funciones:

  • El administrador gestiona los asuntos ordinarios de la comunidad.
  • Se encarga de tomar las medidas convenientes y hacer los actos indispensables para conservar los bienes y el funcionamiento correcto de los servicios de la comunidad.
  • Velar porque los propietarios cumplan con las obligaciones y hacerles las advertencias pertinentes.
  • Preparar las cuentas anuales del ejercicio precedente y el presupuesto.
  • Ejecutar los acuerdos de la junta de propietarios y efectuar los cobros y pagos que correspondan.
  • Decidir la ejecución de las obras de conservación y reparación de carácter urgente, de todo lo cual debe dar cuenta inmediatamente a la presidencia.
  • Pagar, con autorización de la presidencia, los gastos de carácter urgente que pueden correr a cargo del fondo de reserva.
  • Las demás funciones que expresamente le sean delegadas por la junta de propietarios o atribuidas por la ley.

Labores adicionales del Administrador de Fincas

El administrador de fincas desempeña un papel fundamental en la organización de comunidades de vecinos, no solo llevando a cabo las tareas principales ya mencionadas, sino también asumiendo funciones adicionales de gran importancia.

Funciones del administrador de fincas como consejero y mediador en conflictos vecinales

Una de las responsabilidades adicionales del administrador de fincas es actuar como consejero y mediador en los conflictos que puedan surgir entre los propietarios de la comunidad. Su papel implica escuchar a ambas partes, buscar soluciones consensuadas y fomentar la comunicación para mantener un clima de convivencia armonioso.

Roles del administrador de fincas en la gestión de patrimonios urbanos y rústicos

El administrador de fincas también se encarga de la gestión de patrimonios tanto urbanos como rústicos pertenecientes a la comunidad. Esto implica asegurarse de que los bienes inmuebles estén en buen estado de conservación, supervisar el mantenimiento periódico y gestionar posibles reparaciones necesarias.

Funciones del administrador de fincas relacionadas con la gestión de gastos y presupuestos

Otra función adicional del administrador de fincas es la administración de gastos y presupuestos de la comunidad. Se encarga de preparar el plan de gastos, proponer los medios necesarios para sufragarlos y presentarlo a la Junta de Propietarios para su aprobación. Además, debe guardar por el correcto seguimiento y ejecución del presupuesto establecido.

Estas funciones adicionales demuestran la importancia del administrador de fincas como figura clave en la buena tramitación y concordia de una comunidad de propietarios. Su amplio abanico de responsabilidades abarca desde la solución de conflictos hasta la administración eficiente de los recursos económicos y la preservación del patrimonio de la comunidad, garantizando así un entorno favorable para todos los propietarios implicados.

Administrador de alquileres

Un administrador de alquileres, es el encargado de gestionar los arrendamientos de los inmuebles de un propietario, ofreciendo la máxima rentabilidad y liberando carga de trabajo al propietario.

Asimismo, se encarga de la gestión económica, administrativa, fiscal, jurídica y de seguros de los inmuebles gestionados.

Además, se debe encargar de gestionar las reparaciones o reformas necesarias en el inmueble para poder adquirir la máxima rentabilidad en el contrato de arrendamiento.

Gestión económica y administrativa

Para ofrecer una tranquilidad y confianza económica, el administrador de propiedades realiza las siguientes tareas:

  • Inspección de los pagos del alquiler y reclamación de impagos.
  • Mantenimiento de fianzas.
  • Comprobación de vencimientos de contratos y renovaciones.
  • Trámite de renuncias y liquidación de fianzas.
  • Administración de incidencias.
  • Liquidaciones mensuales a la propiedad.
  • Pago de cuotas comunitarias y derramas

Gestión fiscal, jurídica y de seguros

Hay procedimientos fiscales y jurídicos que precisan de tiempo y conocimiento para ser realizados correctamente. Asimismo, la contratación y tramitación de un buen seguro de hogar es vital para evitar problemas futuros.

Es por ello que un buen administrador de propiedades debe realizar las siguientes tareas:

  • Gestión y liquidación de impuestos.
  • Ofrecer asesoramiento jurídico.
  • Coordinación y seguimiento de procesos judiciales.
  • Búsqueda y contratación de seguros de hogar (contenido/continente), tanto por la parte arrendadora como por la parte arrendataria.
  • Búsqueda y contratación de seguros de impago.

Administrador de patrimonio

La principal función del administrador de patrimonio o asesor inmobiliario es la de prestar servicios de mediación, gestión y asesoramiento en cualquier tipo de transacción mobiliaria, como puede ser el arrendamiento o la compraventa de inmuebles. Además, realiza valoraciones de precio de mercado de todo tipo de inmuebles.

Entre todas las funciones y obligaciones que debe desarrollar un asesor inmobiliario, principalmente, encontramos las siguientes:

  • Realización de peritaje (valoración del inmueble).
  • Tramitación de la documentación del inmueble necesaria para realizar la operación.
  • Realización de un reportaje fotográfico, vídeo y otros formatos.
  • Publicación del inmueble en todas las plataformas.
  • Trámite de solicitudes y realización de visitas.
  • Elección del perfil interesado en operaciones de arrendamiento.
  • Redacción de contratos u otros documentos esenciales.
  • Intermediación entre ambas partes y tramitación de procedimientos como arras, escrituras…
¿Qué es la gestión de alquiler vacacional?

¿Qué es la gestión de alquiler vacacional?

En la dinámica y competitiva industria turística de hoy, la gestión de alquiler vacacional se ha convertido en un elemento crucial para el éxito y la maximización de la rentabilidad de las propiedades dedicadas al hospedaje temporal. En Solfinc, entendemos...