Contacto

Valoramos tu piso

Actualidad

Área Cliente

Club Solfinc

Área Cliente

Primer mes de la renovación de rentas con el límite del 2%: así queda el alquiler en tu ciudad

Abr 29, 2022 | Alquiler, Patrimonio

Se cumple un mes de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley que limita las subidas de los precios al 2%, desvinculándola de la tasa de inflación del alquiler hasta el 30 de junio. Según un estudio realizado por idealista, la renovación anual del contrato de arrendamiento de un piso tipo de dos habitaciones en España pasará ahora a ser unos 700 euros/mes de media, frente a los casi 750 euros/m2 que hubiera supuesto la subida vinculada a la inflación, tras conocerse el último dato del IPC adelantado de abril, con una tasa del 8,4% interanual.

Justo en estos días se ha convalido en el Congreso de los Diputados el Plan Nacional de Respuesta de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania que lleva vigente desde el pasado de 30 de marzo. El Gobierno de Pedro Sánchez se ha asegurado los votos necesarios para sacarlo adelante en el último momento, ante la crisis generada por el supuesto espionaje a personas vinculadas con el independentismo catalán.

Entre las medidas extraordinarias aplicadas, en materia de vivienda se encuentra ya vigente que aquellos contratos de alquiler que les toque la revisión anual tendrán que limitar la subida de la renta aplicando el Índice de Garantía de Competitividad (IGC), que actualmente se encuentra en el 2%, y no el Índice de Precios al Consumo (IPC), que es lo que establece La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), de forma general.

Esta subida del 2% se mantendrá un mes más, toda vez que el último IGC publicado el pasado de 22 de abril por el Instituto Nacional de Estadística (INE) cerró con una variación del 2,75% correspondiente al mes de febrero.

Tal y como explica el INE “cuando la tasa de variación de este índice supere el objetivo a medio plazo de inflación anual del Banco Central Europeo (2%), se tomará este valor como referencia”. Lo mismo ocurriría con los mínimos: si el índice llega a situarse por debajo del 0%, se tomará este valor como referencia, lo que equivaldría a la aplicación de la regla de no revisión. Por lo tanto, la revisión del contrato siempre se movería entre el 0% y el 2%

Con esta situación, a los inquilinos que les toque revisar su alquiler durante el próximo mes de mayo pasarán a pagar una renta media de 704 euros mensuales a nivel nacional, lo que supone 14 euros más al mes frente a hace un año (es decir, 166 euros más anuales), según el estudio realizado por idealista, tomando como referencia un arrendamiento de una vivienda tipo piso de dos habitaciones.

En las grandes ciudades se notará algo más la subida, dentro de la limitación del 2%. En Barcelona, los alquileres aumentarán unos 17 euros más al mes, para colocarse la renta actualizada en 867 euros/mes de media, por lo que superarán los 200 euros más al año. En Madrid, mientras tanto, los alquileres se quedarán de media en 816 euros/mes, tras un incremento de 16 euros mensuales, menos de 200 euros anuales (exactamente 192 euros/año).

Pero es San Sebastián donde más subirán los alquileres. Aplicando el 2% generalizado de subida en la renovación de los contratos, el arrendamiento medio de un piso de dos habitaciones pasa ahora a 893 euros/mes de media. Son 18 euros más al mes, lo que suponen 210 euros de subida anuales.

Bilbao se une al top tres de ciudades que registrarán aumentos anuales de las rentas por encima de los 200 euros, manteniendo los mismos precios que Barcelona, con una renta actualizada de 867 euros/mes de media, tras aplicar una subida de 17 euros más al mes.

Por el lado contrario, en ciudades como Ciudad Real, Cuenca, Cáceres, Jaén o Palencia la subida de las rentas apenas se notará entre 7 y 8 euros más al mes, por lo que la subida anual será menos de 100 euros al año para los inquilinos que les toque renovar su alquiler, y sus nuevos arrendamientos pasarán a entre 357 euros/mes y 408 euros/mes.

Que pasaría con el incremento de las rentas vinculado a la actual inflación

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado el dato adelantado del Índice de Precios al Consumo (IPC) correspondiente al mes de abril, que se situado en una tasa del 8,4%, lo que supone 1,4 puntos menos que la inflación definitiva del marzo, que situó en el 9,8%, su mayor tasa en casi 37 años. A la espera del dato definitivo de la inflación de abril, que se conocerá el 13 de mayo, podemos calcular lo que hubiera supuesto la subida de las rentas a la que les toca la revisión de su contrato durante el próximo mes.

A nivel nacional, el alquiler medio de un piso de dos habitaciones pasaría a los 748 euros/mes, tras aplicar una subida de 58 euros mensuales con la actualización de la renta al 8,4% de la inflación, lo que supondría casi 700 más al año. Esto supondría alrededor de 530 euros de diferencia entre el cálculo actual (el del 2% del IGC) y el que se llevaba aplicando con la LAU (con la inflación).

De nuevo, en la renovación de alquileres en las grandes capitales es donde se aplicarían las mayores subidas, y donde se apreciarían los principales contrastes medios. En San Sebastián, la renta media pasaría a 949 euros/mes, tras un aumento de 74 euros mensuales. Esto supone más de 880 euros al año, y una diferencia entorno a los 670 euros con la revalorización actual.

A Donosti le seguirían Barcelona y Bilbao, ambos con una nueva renta actualizada con el actual IPC adelantado de 921 euros/mes, lo que supondría casi 860 euros más al año tras la renovación del contrato (71 euros más al mes). La diferencia superaría los 650 euros anuales entre ambos cálculos.

Finalmente, en Madrid capital, la nueva renta se hubiera actualizado con esta última inflación conocida en 67 euros más al mes, y dejar un nuevo alquiler en el entorno de los 870 euros/mes. La renovación del arrendamiento superaría los 800 euros al año. El contraste con la actualización anual de las rentas al 2% sería de unos 615 euros más al año, hasta la próxima revisión.

Cómo se está aplicando la subida de las rentas del alquiler

La Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) ha comprobado como la gran mayoría de propietarios, nueve de cada 10, ha aplicado la subida del 2% a la hora de actualizar las rentas. Del 10% restante de arrendadores, la mitad de ellos han pactado con los inquilinos subidas superiores, que van desde un 2,5% a un 7,6%, y la otra mitad de propietarios decidieron no aplicar ningún incremento y dejar congelada la renta de alquiler.

En muchos casos, estos acuerdos, se habían producido con anterioridad, donde los propietarios ya habían decidido no aplicar la totalidad del IPC, sino la mitad, cuando el IPC estaba en valores del 7,6% o del 9,8%.”, añade su director general, José Ramón Zurdo.

La ANA prevé que este límite en las actualizaciones de la renta pueda tener mayores efectos en el mercado del alquiler con subidas de los actuales precios del alquiler, para compensar la limitación de las futuras actualizaciones, o que, con la pérdida de poder adquisitivo por parte de los arrendadores, éstos empiecen a dedicar menos recursos para un correcto mantenimiento de sus viviendas en alquiler. También avisa de un posible traspaso del stock del alquiler a la compraventa, ante las trabas e inseguridades del mercado de arrendamiento.

“Si se prorroga esta medida extraordinaria en el tiempo, como ya se han prorrogado otras muchas de las decretadas por el Gobierno durante la pandemia, se convertirá en una forma sutil de intervenir el precio de los alquileres”, ha agregado Zurdo.

Por otro lado, sigue nuestro contenido en el BlogFacebook, Instagram o Twitter para mayor contenido del sector.

Fuente: Idealista.